UNAM
20 de septiembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 187 » Aquí estamos
imprimirpdfmenosmas

Aquí estamos

No. 187 A una nariz…

A lo largo de mi formación académica he leído en muchas ocasiones el nombre Charles Darwin y cómo su teoría de la selección natural ayudó a entender la evolución de los organismos, además de unificar los enfoques para estudiar los fenómenos biológicos. Para llegar a sus conclusiones Darwin viajó por una parte del planeta durante casi cinco años a bordo del famoso barco Beagle. A partir de sus observaciones formuló importantes hipótesis para explicar el origen de las especies.

Su teoría es producto de una investigación basada en observaciones, hipótesis y experimentación. Pero a veces los individuos nos dejamos llevar por lo bello o simple de una idea. Un claro ejemplo es el caso de la frenología, una seudociencia de los tiempos de Darwin que trataba de explicar rasgos de la personalidad en relación a la forma del cráneo y las facciones. De hecho, un gran entusiasta de la frenología fue Robert Fitzroy, capitán del Beagle, quien comentó que estaba dudando en contratar a Darwin para la expedición pues su nariz reflejaba que no tenía suficiente energía y determinación para el viaje. O sea que estuvimos a una nariz de quedarnos sin la famosa teoría sobre el origen de las especies.

Kevin O. Navarrete
Estudiante de biología Facultad de Ciencias, UNAM

 

Este espacio es tuyo: aquí puedes publicar tus comentarios, reflexiones y experiencias en torno a la ciencia. Envíanos un texto breve y adjunta tu nombre, dirección, teléfono y el nombre de la escuela a la que asistes. Manda tus colaboraciones.

Fax: 5665-2207

Correo electrónico: comoves@dgdc.unam.mx

En ediciones anteriores
Slide 1

Sismos

Slide 2

Suicidio: jóvenes en riesgo

Slide 3

El aroma del recuerdo

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir