UNAM
22 de junio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 102 » De entrada
imprimirpdfmenosmas

De entrada

No. 102

Se calcula que para diciembre de 2006, 39.5 millones de personas en el mundo estaban infectadas con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida —2.6 millones más que en 2004—. En muchos países las nuevas infecciones se han concentrado en jóvenes de entre 15 y 24 años de edad; entre las personas de 15 años o más, los jóvenes representaron el 40% de los nuevos infectados en 2006. Ese mismo año murieron de sida 2.9 millones de personas. En total, desde que se detectaron los primeros casos de esta enfermedad en 1982, han fallecido 25 millones de personas. Estos datos están disponibles en el informe Situación de la epidemia de sida, diciembre 2006, de ONUSIDA, el programa de lucha contra el sida de la Organización de las Naciones Unidas.

El informe también señala que “el acceso al tratamiento y la atención ha aumentado˜ significativamente en los últimos años, aunque a partir de un nivel muy bajo en muchos países. A pesar de todo, los beneficios son notables. Se estima que a través del suministro de tratamiento antirretroviral se han ganado dos millones de años de vida desde 2002 en los países de ingresos bajos y medianos […] En América Latina, donde el suministro de tratamiento en gran escala empezó antes, se han ganado desde 2002 unos 834 000 años de vida”.

Así, aunque la pandemia de sida continúa como un gravísimo problema de salud, se están salvando millones de vidas gracias a las terapias con medicamentos antirretrovirales. Estas terapias, junto con la prevención de nuevas infecciones, que se logra principalmente por medio del condón, son las armas que tenemos contra un padecimiento que, si bien aún no es curable, ya no es necesariamente mortal. Sin embargo, hay otro enemigo por vencer: la desinformación. Los esfuerzos de cientos de miles de científicos y trabajadores de la salud en todo el mundo, así como de las organizaciones civiles que apoyan a infectados con el VIH, están siendo socavados por los “negacionistas” del sida, quienes en fechas recientes recibieron una amplia cobertura noticiosa en nuestro país. Este tema, y la realidad de la pandemia del sida, es lo que aborda Martín Bonfil en el artículo de portada de la presente edición. Esperamos contribuir así a que nuestros lectores no sean víctimas de seudocientíficos y charlatanes. Lo que está en juego aquí es la vida. 

 

Estrella Burgos

En ediciones anteriores
Slide 1

Cambio climático, ¿qué sigue?*

Slide 2

Nuevas drogas sintéticas

Slide 3

Jugo de Sol: combustible a partir de fotosíntesis artificial

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir