UNAM
23 de abril de 2017
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 221 » Ojo de mosca
imprimirpdfmenosmas

Ojo de mosca

No. 221 Lo que la ciencia no puede probar

A quienes creen que todo problema es un problema científico y que la ciencia puede resolver cualquier problema, independientemente del campo al que pertenezca, se les llama cientificistas.

Los cientificistas son los fanáticos religiosos de la ciencia. Consideran que la ciencia es la única manera válida de producir conocimiento. La ven como un dogma y creen que produce no sólo conocimiento confiable, pero siempre sujeto a crítica y a ser sustituido por otro conocimiento mejor, sino “verdades”. Y no admiten que el campo de acción de la ciencia es limitado: que se reduce al mundo natural, es decir, al universo físico. Aseguran que también fenómenos como las emociones o campos de estudio como las humanidades, la filosofía, la ética o el arte pueden reducirse y ser, en principio, explicados por medio del método científico.

Insisten, también, en que todo conocimiento debe necesariamente estar sustentado en datos objetivos, verificables. De otro modo, es sólo palabrería inútil. Así, desechan mucho del conocimiento filosófico, antropológico, histórico e incluso humanístico, literario y poético que la humanidad ha producido.

Y sin embargo, en sus mismos cimientos, la ciencia tiene algunas ideas que no puede probar y que acepta de forma tácita, sin cuestionarlas (esa es tarea de la filosofía). Porque sin ellas no podría funcionar.

Una de ellas es la creencia en la existencia misma del Universo. ¿Cómo podemos saber que el mundo natural que nos rodea, en el que vivimos y el cual estudiamos, existe realmente, que no lo estamos soñando, o no es una realidad virtual en la que vivimos porque estamos conectados a una computadora, como ocurre en la película The Matrix?

La pregunta sobre cómo probar que el mundo que percibimos es real ha ocupado a filósofos y científicos durante siglos… sin haber recibido una respuesta satisfactoria. Aunque parece evidente, la realidad del mundo no se puede probar objetivamente. Los científicos, que son gente práctica, simplemente suponen que el mundo es real y siguen con su trabajo.

Un segundo postulado filosófico indemostrable que la ciencia da por supuesto es que el mundo natural presenta regularidades que nos permiten entenderlo. Pero estas “leyes de la naturaleza” a las que constantemente nos referimos en ciencia no tendrían por qué existir, y no podemos probar que existan. En ciencia suponemos que la naturaleza se comporta de forma regular, y este enfoque nos ha sido muy útil para entenderla y predecirla. Pero no podemos probar de manera objetiva que la naturaleza presente siempre regularidades.

Como dice el filósofo Daniel Dennett, “no hay ciencia libre de filosofía. Sólo hay ciencia cuyos supuestos filosóficos no has examinado”.

 

Martín Bonfil Olivera

En ediciones anteriores
Slide 1

Marihuana medicinal

Slide 2

El ascensor espacial

Slide 3

Experimentos con animales, ¿mal necesario?

Facebook Twitter Google+ YouTube

promociones2 promociones1 promociones3
suscripción Antología Nuestro canal en Youtube Evita el ciberbullying Nutilus Valor UNAM
Subir