UNAM
20 de septiembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 235 » Ojo de mosca
imprimirpdfmenosmas

Ojo de mosca

No. 235 ¿Qué se necesita para ser científico?

Se dice que los niños son “científicos natos”, su enorme curiosidad por todo lo que los rodea, y a su tendencia a preguntar constantemente “¿por qué?”.

Y en efecto, para ser científico se requiere, tener una enorme curiosidad: el deseo de descubrir la causa de las cosas, cómo funcionan, por qué ocurren. Es un buen comienzo, pero para hacer a un verdadero científico no basta con la curiosidad. Hay otras características personales que ayuda tener o desarrollar, para dedicarse exitosamente a una actividad tan demandante y especializada como la investigación científica. Además de curiosidad, un futuro científico o científica debería poseer:

• Creatividad, para imaginar posibles respuestas a sus preguntas. La ciencia es una actividad creativa, porque para proponer hipótesis, y métodos para someterlas a prueba, se requiere salir de lo convencional, imaginar nuevas posibilidades.

• Rigor, porque en ciencia el pensamiento creativo requiere de su complemento. No basta tener buenas ideas: es necesario verificar que coincidan con lo que ocurre en el mundo real. Para cualquier hecho pueden existir múltiples explicaciones plausibles, pero el científico necesita asegurarse de que las hipótesis que propone realmente sean la mejor explicación posible en un momento dado, y la más sólida.

• Capacidad de trabajar en equipo. La ciencia actual es siempre una actividad colectiva. Ya no existen los científicos solitarios de las novelas románticas del siglo XIX. Actualmente, el nivel de complejidad de la investigación científica, y el costo y especialización de los instrumentos requeridos para realizarla, hace que la colaboración sea indispensable. Hoy el trabajo interdisciplinario y los grandes equipos internacionales de investigación son la norma. Un científico que no cuente con las habilidades para sortear los conflictos que surgen en toda interacción humana estará en desventaja.

• Paciencia, porque la ciencia se toma su tiempo. Formarse como científico requiere cursar al menos una maestría y un doctorado. Y desarrollar una línea de investigación lleva años de trabajo antes de comenzar a dar frutos. En ciencia, la satisfacción es un premio que sólo obtienen quienes son capaces de esperar.

• Persistencia, porque uno de los elementos constantes al hacer ciencia es la frustración. Hipótesis refutadas, experimentos que fracasan, métodos difíciles de dominar, artículos rechazados, competidores que se adelantan en la carrera por el descubrimiento, limitaciones monetarias… Los obstáculos abundan.

En resumen, la ciencia no es una carrera fácil. Pero nadie dijo que lo fuera. Y, sin embargo, quien tiene la vocación no la cambiaría por nada.

 

Martín Bonfil Olivera

En ediciones anteriores
Slide 1

Sismos

Slide 2

Suicidio: jóvenes en riesgo

Slide 3

El aroma del recuerdo

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir