UNAM
21 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 109 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Wolf Luis Mochán Backal
Foto: Adrián Bodek

No. 109 Wolf Luis Mochán Backal

La fascinación por la óptica

Luis era un niño introvertido y muy observador. Le gustaba especialmente desarmar relojes y volverlos a armar, aunque siempre le sobraran piezas. Hoy es un entusiasta investigador que analiza las propiedades ópticas de la materia y la dinámica de la luz reflejada en las superficies de los cuerpos. Es uno de los pioneros y especialistas más destacados en óptica no lineal y física de las superficies.

El doctor Luis Mochán nos recibe unamañana cálida, amenizada por el canto de los pájaros en el jardín del Instituto de Ciencias Físicas de la UNAM, ubicado en Cuernavaca, Morelos, donde funge como director. La charla se hace agradable por su jovialidad y su gran facilidad para explicar la óptica y sus aplicaciones en esta era de alta tecnología.

Además de dirigir este instituto, Luis Mochán desarrolla dos líneas de investigación: propiedades ópticas de superficies sólidas y propiedades ópticas de sistemas desordenados. De aquí se derivan varios proyectos de estudio: cómo chocan las ondas de luz entre sí en partículas nanométricas (objetos de unas cuantas millonésimas de milímetro); el diseño de un nuevo tipo de microscopio capaz de observar nanopartículas y estudios sobre la propagación de señales a velocidades mayores que la de la luz en el vacío, entre otros.

Comenta Mochán que la física de superficies es un área de investigación que se inició hace casi 30 años, durante el auge de los vuelos espaciales. En esa época se desarrollaron cámaras de ultra-alto vacío en las que se podían mantener las superficies mucho más limpias que en ambientes naturales, lo que permitió estudiar muy detalladamente las características de su estructura atómica y electrónica. Por ejemplo, observando las direcciones en que rebotan los electrones al chocar con una superficie, se puede descubrir la estructura cristalina de ésta, esdecir; cómo están ordenados los átomos que la componen.

“Cuando vemos un objeto”, nos comenta, “creemos ver su superficie, pero en realidad estamos viendo procesos dinámicos que se dan en el interior de la materia”. Por lo tanto, es muy difícil estudiar lo que ocurre en la superficie de los sólidos por medio de la luz que reflejan. Una de las aportaciones del doctor Mochán es la predicción teórica de un fenómeno llamado RAS, siglas en inglés de espectroscopía de anisotropía en la reflexión, que permite descubrir cómo está organizada la superficie de un cristal a partir de la manera en que refleja la luz que incide perpendicularmente sobre ella. Este fenómeno ha permitido hacer física de superficies más precisa y más barata. Dice Luis: “fue una buena aportación. Rara vez un científico tiene la oportunidad de hacer una predicción teórica de un efecto nuevo, que posteriormente sea confirmado y que tenga un impacto. Se dio la ocasión y fui afortunado”.

El doctor Mochán se interesó en la óptica desde su tesis de licenciatura, la cual realizó bajo la tutoría del doctor Rubén Barrrera, del Instituto de Física, con quien también hizo parte de su tesis de doctorado. Recuerda también con especial emoción las enseñanzas de sus maestros Miguel Ángel Herrera, Horacio García y Tomás Bilbao, de quienes aprendió ideas y conceptos fundamentales para su labor científica.

Además de la física, a Mochán le apasiona tocar la guitarra clásica. Está estudiando el preludio de la Suite número 5 de Bach, una de sus obras favoritas. Cuando habla de la música, sus remembranzas se tornan nostálgicas. “Durante la carrera estudié guitarra clásica en la Academia de Arte Guitarrístico de Manuel López Ramos. En la prepa pertenecí a un grupo de rock llamado Freaks Revenge Sound y cuando hice el servicio militar formé parte de otro grupo. Me encantaba tocar mi requinto, pero por mi timidez me colocaba hasta atrás en el escenario. Así me sentía a gusto”.

Desde 1987, el joven físico ya despuntabacomo un científico prometedor. Ese año la Academia de la Investigación Científica le otorgó la medalla al mejor trabajo de física publicado en el quinquenio. Luego vinieron otras distinciones. En 1991 la Academia Mexicana de Ciencias le concedió el Premio de Ciencias. En 1994 también le otorgaron la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos y en el 2000 recibió la Medalla Marcos Moshinsky, que otorgael Instituto de Física de la UNAM.

Entre sus tareas de investigación, dirección y docencia, se da tiempo de practicar el ciclismo y el excursionismo de montaña. “Iba anualmente al cráter del Popo. La última vez que fui, un mes antes de las explosiones, vi los glaciares derritiéndose y las emisiones de vapor del cráter, a toda presión. ¡Fue impresionante! Mis amigos y yo planeamos regresar, pero no fue posible”.

Para Mochán la labor del científico “es hacer ciencia de la mejor calidad y preparar gente con habilidades y conocimientos dealto nivel; y es allí donde falla nuestra comunidadporque no hemos logrado despertarpasión por la ciencia y la divulgación. Lalabor del docente es llevar a sus alumnos ala frontera del conocimiento, que vean quelos textos no están terminados. Para ello, loideal es que hagan también investigación”.

Así concluye este grato y aleccionador encuentro con el doctor Luis Mochán.

Personalmente

La creatividad científica. Surge de la inspiración y de la comunicación con los colegas, así lacreatividad se activa y surgen soluciones.

Manía. Me la paso chiflando.

Valores. La honestidad es fundamental en esta época de mentiras.

Concepción Salcedo Meza

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir