UNAM
16 de octubre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 138 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Heriberto Pfeiffer Perea
Foto: Ernesto Navarrete

No. 138 Heriberto Pfeiffer Perea

La nueva era de los materiales

Es urgente resolver el problema de la contaminación producida por los gases de efecto invernadero. Una vía consiste en aplicar nuevos materziales cerámicos y dispositivos para capturar dichos gases. En eso trabaja con ahínco el doctor Heriberto Pfeiffer Perea, del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM y pionero de estos estudios en México.

Heriberto Pfeiffer obtuvo la maestría y el doctorado en ciencias químicas en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y realizó estancias posdoctorales en la Universidad de Cambridge, Inglaterra, y en la Escuela Politécnica de la Universidad de Nantes, Francia. La chispa vocacional le surgió siendo niño; un día se atrevió a hacerle una cortada en el dedo a su hermanita menor para sacarle sangre y observarla en su microscopio. Esta travesura le costó una fuerte regañiza de su madre. Más tarde, cuando terminó el bachillerato, decidió estudiar química.

Heriberto es un hombre introvertido; cree que su carácter le viene de su abuelo Mario Pfeiffer, austriaco que llegó a México en los años 40 y cuyo apellido significa “el silbador”. Todos los días Heriberto Pfeiffer llega a su laboratorio de materiales metálicos y cerámicos con la bata universitaria bien puesta y se dedica a capturar y separar gases contaminantes, como el dióxido y el monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y de azufre, usando materiales cerámicos y metales alcalinos y alcalinotérreos.

Junto con su grupo de estudiantes, Heriberto busca mejorar los dispositivos para capturar estos gases contaminantes. “Estamos a punto de producir sistemas de membranas para captar dióxido de carbono, que en el futuro inmediato podrían tener aplicaciones industriales”, dice. “Estas membranas pueden servir de separadores del dióxido de carbono y atraparlo antes de que sea emitido al ambiente”.

En 2009 Heriberto Pfeiffer solicitó el registro de una patente al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, paso indispensable antes de explotar comercialmente estos hallazgos en colaboración con alguna empresa. El investigador afirma que el problema ambiental debe abordarse en forma integral, con tecnología moderna.

“En una ocasión”, cuenta, “obtuvimos por error un aluminato de cinco litios. Al probarlo, resultó que era un excelente material para capturar gases. En la vida científica, sin duda, muchos hallazgos se obtienen por error, o por casualidad. ¡Encontrar ese material fue una gran suerte!”

Al hacer un balance de sus 38 años, Heriberto se considera un hombre afortunado: por sus padres y hermana, su esposa (investigadora también), su hija, Claudia Guadalupe, los maestros que lo guiaron en su formación científica, por estar en la UNAM trabajando con pasión en lo que le gusta, en fin… por amar la vida. Con nostalgia recuerda su paso por Cambridge, que fue “como trasladarse en el tiempo, por su entorno arquitectónico medieval y su cosmopolitismo cultural. Fue una experiencia muy enriquecedora desde los puntos de vista humano y académico. Mi asesor del posdoctorado fue el profesor Kevin M. Knowles, de quien aprendí mucho de microscopía electrónica”.

En pleno siglo XXI, opina, continúa el boom de los nuevos materiales. “Gracias a los avances de la ciencia básica y la ciencia experimental, hoy se ha logrado un mayor control de la síntesis y caracterización de los materiales. Se pueden aprovechar en innumerables procesos de ahorro y producción de energía, en la construcción, la electrónica y, por supuesto, en la captación de los gases de efecto invernadero”.

Heriberto continúa desarrollando prototipos que ayuden a atender la emergencia ambiental antes de que sea demasiado tarde. Al mismo tiempo, se empeña en dilucidar teóricamente los procesos de captura de estos gases en materiales cerámicos. Él invita a los jóvenes a redescubrir la química con otros ojos y participar en los procesos tecnológicos y científicos sorprendentes que ocurren en la nueva era de los materiales.

Personalmente

Colecciones. Monedas de diversos países y soldaditos de plomo.

Arte. La escultura me fascina, me da la sensación de viveza y profundidad. También me gustan la música pop y el rock clásico, al igual que el cine comercial y de arte.

Fantasía. Conocer lugares recónditos de México y del mundo, en particular Camboya, Egipto y Vietnam.

Concepción Salcedo Meza

En ediciones anteriores
Slide 1

En busca de otros mundos

Slide 2

Aguas profundas: crónica de un desastre anunciado*

Slide 3

La inteligencia artificial no es como la pintan

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir