UNAM
17 de julio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 148 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Rosa Itzel Flores Luna
Foto:

No. 148 Rosa Itzel Flores Luna

De la mano de la mecatrónica

La ingeniería mecatrónica, disciplina tecnológica que está avanzando en forma significativa en México, se vale de aparatos eléctricos, mecánicos y computacionales para crear sistemas automatizados y autorregulables para muy diversos fines, desde robots para cirugías hasta sistemas inteligentes de aprovechamiento de la energía en edificios, casas, automóviles y fábricas. Una aplicación médica importante es la fabricación de prótesis. A eso dedica su creatividad Rosa Itzel Flores, del Centro de Diseño Mecánico y Tecnológico (CDMT) de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, donde diseña prótesis mecatrónicas de mano.

Itzel es una joven ingeniera que se ha impuesto la misión de “poner la ingeniería mecatrónica al servicio de las personas que han tenido el infortunio de sufrir amputaciones”. Actualmente cursa el doctorado en ingeniería mecánica, área de mecatrónica, en el grupo de diseño para el bienestar, integrado por 20 estudiantes, bajo la coordinación del doctor Jesús Manuel Dorador. Por su rendimiento académico, Itzel recibió el reconocimiento Revelación 2005, que otorga dicho centro.

Ya de niña, Itzel era un torbellino. Pese a su aparente fragilidad corporal, subía árboles, andaba en patines y patineta y jugaba fútbol en los jardines de Ciudad Universitaria. Aprendió también a apreciar la danza, ya que su mamá la llevaba a clases de contrología y danza clásica en los talleres de la UNAM. Recuerda su experiencia con este arte: “Era fascinante poder expresarte con el cuerpo gracias a la música. Desde entonces me encantan la música clásica y la ópera; mis compositores favoritos son Puccini y Rajmáninov.

También desde entonces apretaba todos los botones de sus juguetes para indagar su funcionamiento y pensaba en convertirse en ingeniera. “Quizás seguí el ejemplo de mi papá, que es ingeniero especialista en sistemas hidráulicos”. En 1998 ingresó a la carrera de ingeniería mecánica en la Facultad de Ingeniería de la UNAM. Itzel recuerda que “sólo había cinco mujeres en mi salón; eso, por fortuna, ha ido cambiando y cada vez se integran más mujeres a la ingeniería mecatrónica, quizá porque somos creativas y detallistas”.

Según datos del sector salud, en México cada año 300 personas pierden una mano, por lo que el grupo del CDMT se dio a la tarea de buscar soluciones en la mecatrónica para dar mayor movilidad a las prótesis existentes, conjugando la mecánica, la electrónica y el cómputo. “Primero hicimos manitas robóticas y probamos diversos mecanismos que permitieran abrir y cerrar la mano y los dedos. Lograrlo ha sido complicado porque la mano tiene 15 músculos (que tienen origen en el brazo y se insertan en la palma) y 27 huesos, que con la muñeca y el miembro superior, suman un total de 32. Para simular su funcionamiento y traducirlo en los términos de la ingeniería, hemos tenido que estudiar anatomía, fisiología, aspectos de ortopedia y rehabilitación”. El grupo ha diseñado siete prototipos manipuladores que han superado las características de las prótesis existentes. Se han incluido mecanismos que permiten que la mano y los dedos se flexionen, se ha logrado reducir el número de motores, lo cual aligera la prótesis, y se agregó una nueva función que consiste en dar al pulgar movimiento en todas sus articulaciones (falange, falangina y falangeta).

Rosa Itzel obtuvo el Premio de Ingeniería de la Ciudad de México 2009. “Además de la satisfacción de haberlo ganado, en el discurso en nombre de los premiados pude expresar mi convicción de que los jóvenes deben llegar al posgrado para fortalecer la innovación y la investigación tecnológica en México”. Desde hace tres años es profesora en la Facultad de Ingeniería. Al concluir el doctorado, desea hacer un posdoctorado en Europa. Rosa Itzel Flores Luna pertenece a una nueva generación que se prepara en ciencia aplicada y que acepta el desafío de crear tecnología propia y revertir el rezago tecnológico de nuestro país.

Personalmente

Autorretrato. Soy alegre y platicadora.

Deporte. Practico yoga, corro y nado.

Comida favorita. El mole, los chocolates y los frijoles, queson mi perdición.

Concepción Salcedo Meza

En ediciones anteriores
Slide 1

Racismo discriminación que persiste

Slide 2

Fracking. Beneficios fugaces… ¿daños permanentes?*

Slide 3

El camino a las percepciones

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir