UNAM
03 de agosto de 2020
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 260 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Víctor Hugo Guadarrama Atrizco
Foto: Arturo Orta

No. 260 Víctor Hugo Guadarrama Atrizco

Un innovador social preocupado por la gente y el medio ambiente.

Hace una década, en Huajuapan de León, Oaxaca, la principal fuente de agua de más de 70 000 personas estaba siendo contaminada por los desechos de un tiradero a cielo abierto. El tiradero está cerrado desde 2014, se procesa el 80 % de los residuos sólidos urbanos y el ingreso de los pepenadores ha aumentado en 300 % con la producción de composta. Esto se logró con el proyecto de innovación social Kuili, impulsado por la Universidad Tecnológica de la Mixteca. Kuili es sólo uno de los proyectos que se exponen en detalle en el libro Innovación social: desarrollo teórico y experiencias en México, coordinado por el Dr. Víctor Hugo Guadarrama Atrizco para el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, del cual es consultor desde hace ocho años.

¿Qué es la innovación social?

Consiste en el desarrollo de nuevos productos o servicios que benefician a la sociedad y la empoderan, con una activa participación de la comunidad para mejorar sus condiciones de vida. Necesitamos productos o servicios que generen ganancias, que contribuyan a mejorar las condiciones de vida de la sociedad y que sean amigables con el medio ambiente para enfrentar mejor el cambio climático, pero también hay que promover la cohesión y los valores sociales para tener un mejor país.

En una presentación para el mismo Foro, Víctor Hugo escribe que “innovar tecnológicamente ya no es suficiente. Los problemas actuales requieren el compromiso de todos. En el pasado, los desafíos sociales se señalaban como problemas que impedían el comportamiento de los actores económicos. En la actualidad, las tendencias sociales se perciben cada vez más como oportunidades para la innovación social. Tanto sus medios como sus fines pretenden involucrar a la sociedad en general y contribuir con las comunidades para mejorar la capacidad de los individuos para actuar. La innovación social puede contribuir a la solución de muchos de los problemas que aún siguen vigentes en nuestro país: la pobreza, la desigualdad social, la educación, la seguridad alimentaria, la salud, el cambio climático y muchos más”.

La precaria economía familiar no fue impedimento para que Víctor Hugo lograra estudiar no solo una licenciatura sino también una maestría y un doctorado en economía y gestión de la innovación en la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco. Hoy, a los 40 años de edad, este científico nacido en Acapulco, Guerrero, es un experto en innovación para la inclusión social y el desarrollo sostenible. Víctor Hugo aclara que este logro profesional no hubiera sido posible sin el ejemplo de Norberta, su madre.

¿Qué representó la figura materna?

Mi madre fue mi ejemplo a seguir; es una mujer visionaria y muy trabajadora que siempre nos dijo a mis cuatro hermanos y a mí que podíamos lograr lo que nos propusiéramos y hoy todos somos profesionistas; también fue una promotora de valores, que a sus hijos varones siempre nos inculcó el respeto por las mujeres. Le agradezco todo lo que soy ahora porque me ayudó a forjar mi carácter, a ser disciplinado, constante y alcanzar mis metas.

Viviste en una colonia con altos niveles de violencia e inseguridad y con carencias económicas, ¿cómo fue tu infancia?

Fui un niño feliz que jugaba con un balón, a los encantados o escondidas. Desde muy joven era observador y reflexionaba sobre los problemas sociales. Me preguntaba constantemente por qué hay pobreza, por qué existe la violencia, por qué hay niños en la calle y adultos mayores abandonados. Me gustaba escuchar las conversaciones de los adultos cuando hablaban de los problemas económicos de México y el mundo.

¿Cómo llegaste a estudiar la licenciatura?

El día que me informaron que había conseguido una beca de manutención, que incluía vivienda, alimentos y materiales escolares para estudiar la preparatoria y posteriormente la licenciatura eneconomía en la Universidad Autónoma Chapingo (UACh), fue un parteaguas en mi vida. Lloré porque la beca significaba la oportunidad de seguir estudiando sin necesidad de preocuparme por no tener para los pasajes, para comer y conformarme con una torta durante todo el día como lo hacía mi hermano mayor, que estudiaba en la UNAM.

A los 15 años me salí de mi casa para irme a estudiar a la UACh y vivir en un internado para estudiantes en Texcoco, Estado de México. Fue una época bonita y de gran riqueza porque surgieron amistades para toda la vida. Además de estudiar, teníamos tiempo para hacer deporte e ir a fiestas.

Durante la licenciatura, el joven acapulqueño realizó prácticas de campo que le mostraron el México real de grandes contrastes: desde el agricultor que come una vez al día de lo que cultiva en su terreno, hasta los grandes empresarios que trabajan en los corporativos y que se transportan en helicóptero. Tenía la visión del México rezagado y la del México competitivo. Su experiencia incluye proyectos de investigación y análisis en organismos internacionales y nacionales, así como en dependencias de gobierno. Es profesor-investigador en universidades e institutos de educación superior y titular de la Cátedra Magistral en Educación, Ciencia y Tecnología “Juan de Dios Bátiz”, así como miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

¿Qué reflexión quieres compartir con los jóvenes?

Actualmente vivimos en un mundo cada vez más complejo y en constante evolución. Antes, los cambios eran de manera gradual, ahora los jóvenes se están enfrentando a cambios muy rápidos. Si no generan las habilidades para identificarlos y hacer frente a los retos, tendrán muchos problemas, como depresión y ansiedad. Los jóvenes deben tener modelos a seguir y realizar varias actividades porque los seres humanos somos integrales. No sólo se trata de estudiar o de trabajar, también hay que hacer deporte, fomentar las relaciones familiares y de amistad, aprender a vivir el momento, pero con una visión a mediano y largo plazos, tener un proyecto de vida para saber a dónde quieren ir.

Un innovador social preocupado por la gente y el medio ambiente.

Anayansin Inzunza

En ediciones anteriores

Facebook Twitter YouTube

Banner descarga marzo y abril concurso suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir