UNAM
17 de julio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 5 » ¿Quién es?
imprimirpdfmenosmas

¿Quién es?
Baltasar Mena Iniesta
Foto: Marco Mijares

No. 5 Baltasar Mena Iniesta

Rock líquido y experimentos sólidos

La investigación científica y los conciertos de rock son realizados por el doctor Baltasar Mena con el mismo talento y entrega. Su vida fluye en perfecta armonía entre un concierto —en el cual canta y toca la guitarra— ofrecido por su grupo “Naftalina”, y la ejecución de un ingenioso experimento en el cual observa el comportamiento de algún material.

“La veta artística quizá me viene de mis padres andaluces, estupendos cantantes y bailarines de flamenco, la veta científica... no sé”, comenta.

Como todo gran conversador, matiza sus ideas y opiniones con fina ironía, y nos recibe en el Laboratorio de Reología, del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM, al cual pertenece desde 1975. Pionero mexicano de la reología —disciplina que estudia el flujo y la deformación de la materia— Baltasar  Mena se ocupa principalmente de los fluidos “no newtonianos” vicoelásticos; es decir, que presentan propiedades tanto de líquidos (la viscosidad), como de sólidos (la elasticidad).

Gracias a los avances de esta rama de la ciencia, hoy en día se pueden utilizar en forma óptima todo tipo de materiales: aceites, plásticos, sangre humana, granos, pinturas y gran cantidad de productos alimenticios.

“Hago investigación teórica y experimental. Observo desde el líquido que rodea a una esferita hasta el diseño de un silo para almacenamiento de granos alimenticios. Al analizar el flujo alrededor de esferas y cilindros y, encontrar soluciones numéricas del campo de velocidades y esfuerzos, se han dado soluciones a problemas de flujo sanguíneo, sedimentación, medios porosos, membranas, acuíferos y transferencias de calor en medios granulares”, comenta entusiasta el especialista.

En el campo experimental, el doctor Mena cuenta con una serie de propuestas tecnológicas. Una de sus innovaciones más notables es un silo solar hexagonal, un nuevo concepto para el almacenamiento, conservación y distribución de granos alimenticios, que elimina pérdidas en las  cosechas.

A lo largo de casi 30 años la producción científica y tecnológica del doctor Mena ha sido reconocida con más de 20 premios y distinciones, entre ellos el premio Universidad Nacional en Innovación Tecnológica y Diseño 1996 y el premio Nacional de Ciencias y Artes en Tecnología y Diseño 1997. “Los premios no son el fin de mi carrera, aunque me complace que mi institución y mi país reconozcan mi labor”, dice.

Mientras el doctor Mena escudriña, analiza y encuentra soluciones a problemas de los materiales, con sus acordes de guitarra y su voz rockera hace que viva por siempre una de sus pasiones: la música. Desde 1959, cuando integró el grupo “Los Sonámbulos”, después “Los Sinners” y hoy “Naftalina”, cuenta con una obra discográfica de seis discos compactos grabados y más de cien conciertos en cuyos programas revive la música de Elvis Presley, los Beatles, Chuck Berry y los Rolling Stones, entre muchos otros.

En su trayectoria musical sólo dio un alto en el camino y fue en 1967 cuando fue becado a Toulouse, Francia, para realizar una especialización en mecánica de fluidos. Dos años más tarde hizo la maestría y el doctorado en la Brown University en los Estados Unidos. También ha realizado dos posdoctorados, uno de ellos con el especialista más notable en reología en el mundo, Ken Walters.

Enseñar es para el doctor Mena una de sus misiones fundamentales. “Mi clase siempre está llena, aprendemos y nos divertimos muchísimo. Cada semestre les hago concursos de “Mister Cálculo” y “Miss Cálculo” para conocer sus gustos y opiniones, pero también les enseño a encontrar las razones y las respuestas que buscan en la ingeniería”, explica. Como maestro, para él lo más importante es enseñar a los jóvenes a preguntarse por las cosas de la naturaleza; por ejemplo, cómo funcionan las cosas y el por qué de los fenómenos.

Personalmente

Aficiones: Leo literatura iberoamericana, pero también libros en inglés y francés. Esta afición es como una enfermedad: si me divierte termino la obra, si no me agrada la cierro y ya. Me gustan Monterroso y Jorge Ibargüengoitia. Disfruto releer libros como El Quijote, a Quevedo o a Tirso de Molina, que leí cuando tenía 15 o 16 años.

Mayor defecto: Quizá soy un poco impaciente ante preguntas como ésta.

Mayor virtud: Tener la paciencia para contestarlas y no enojarme. Pero la mayor virtud de un científico es la humildad para reconocer hasta donde llegan sus capacidades.

Deportes: Siempre practiqué deportes hasta los cuarenta y tantos. Ahora me rompo todo.

¿Y la política? Soy completamente apolítico. No me interesa la política aunque sepa que me afecta.

 

Concepción Salcedo Meza

En ediciones anteriores
Slide 1

Racismo discriminación que persiste

Slide 2

Fracking. Beneficios fugaces… ¿daños permanentes?*

Slide 3

El camino a las percepciones

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir