UNAM
24 de abril de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 154 » Ráfagas
imprimirpdfmenosmas

Ráfagas

No. 154

Antiveneno desarrollado en la UNAM se aprueba en EU

Investigadores de los institutos de Biotecnología y de Fisología Celular de la UNAM desarrollaron un antídoto contra el veneno del Centruroides noxius, el alacrán más venenoso de México. El antiveneno fue aprobado en el mes de agosto del presente año por la Oficina de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para su distribución y venta en ese país bajo el nombre de Anascorp. Se trata del primer medicamento mexicano y de América Latina en conseguir esta aprobación; un logro que tomó más de 10 años de investigación, pruebas, protocolos y registros.

En México se calcula que ocurren cerca de un cuarto de millón de picaduras de alacrán cada año, lo que lo hace un problema de salud común: algunas clínicas de la región central del país reciben docenas de pacientes con picaduras de alacrán cada noche. Alejandro Alagón, del Instituto de Biotecnología, y un equipo multidisciplinario, desarrollaron un antídoto que se comercializa desde hace años en México y el resto de América Latina bajo el nombre de Alacramyn. Se trata de un medicamento muy eficaz, que restablece a los pacientes con picadura de alacrán en menos de dos horas y presenta pocos o nulos efectos secundarios.

A pesar de que el sureste de Estados Unidos se conoce como el “cinturón del veneno” por la enorme cantidad de arañas venenosas, alacranes y víboras que ahí habitan, las compañías farmacéuticas estadounidenses han tenido poca iniciativa en producir antídotos, ya que se trata de un proceso caro de implantar, pero de mercado demasiado escaso para que les costee, según Leslie Boyer, pediatra y directora del Instituto VIPER de la Universidad de Arizona. Buscando solucionar este problema, Boyer viajó a México y se interesó por el antiveneno desarrollado en la UNAM.

En 2004 se inició el estudio clínico del antídoto mexicano en Estados Unidos, supervisado por la FDA. Participaron 28 hospitales y se suministró el antídoto a cerca de 2 000 pacientes. Los resultados, publicados en mayo de 2009 en la revista New England Journal of Medicine, demostraron que el antídoto revirtió los efectos neurotóxicos en menos de dos horas en el 85% de los pacientes, redujo la necesidad de aplicar sedantes y neutralizó el veneno.

La comercialización del antiveneno en México está a cargo del Instituto Bioclon, que trabaja con una empresa comercializadora de Estados Unidos.

Suplemento dietético contra la preeclampsia

Añadir un aminoácido y vitaminas antioxidantes puede disminuir la incidencia de preeclampsia en mujeres embarazadas en riesgo de sufrir este padecimiento, según un estudio realizado por científicos de la Facultad de Medicina y del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, el Instituto de Perinatología, la Universidad Autónoma de Sinaloa y las universidades de Pensilvania y de Washington, Estados Unidos.

La preeclampsia, una condición médica que puede llegar a ser grave, se manifiesta con presión arterial anormalmente alta y es la complicación más frecuente en el embarazo y la primera causa en México de ingreso de pacientes embarazadas a las unidades de terapia intensiva. Afecta a entre 3 y 10% de las mujeres embarazadas en el mundo y es la principal causa de muerte materna.

En el pasado se discutió el papel de la nutrición en el desarrollo de la preeclampsia, si bien hay poca evidencia de que modificar la dieta pueda prevenirla. No obstante, existen datos experimentales que muestran que la L-arginina (aminoácido que forma parte de las proteínas), mejora las funciones vasculares, sin efectos secundarios. Por otro lado, algunas vitaminas antioxidantes (como la C y la E) se han propuesto como medidas de prevención en estudios de preeclampsia.

El grupo de investigadores decidió experimentar con una combinación de L-arginina y vitaminas antioxidantes. El estudio se llevó a cabo en el Instituto Nacional de Perinatología en la Ciudad de México; participaron mujeres embarazadas con riesgo de padecer preeclampsia por antecedentes personales o familiares, se inició cuando las mujeres tenían alrededor de 20 semanas de gestación y continuó hasta el parto. Doscientas veintiocho participantes recibieron barras alimenticias que contenían L-arginina y vitaminas antioxidantes; 222 recibieron barras que sólo contenían vitaminas y 222 recibieron un placebo. La proporción de mujeres que desarrollaron preecampasia fue del 30.2% en el grupo de control (que recibió el placebo), 22.5% en el grupo que tomó sólo vitaminas y 12.7% en el que recibió tanto el aminoácido como las vitaminas. Los resultados confirman que las mujeres que tomaron ambos compuestos fueron significativamente menos propensas a presentar preeclamsia que el grupo de control; asimismo los investigadores descubrieron que se redujeron las probabilidades de parto prematuro. Estos datos pueden ser valiosos para reducir el riesgo de preeclampsia, concluyeron los investigadores en un artículo publicado en el British Medical Journal en mayo.

Regiones clave para los mamíferos marinos

Un grupo de científicos dirigido por Sandra Pompa, del Instituto de Ecología de la UNAM, detectó las 20 regiones de los océanos y lagos del planeta que son clave para asegurar la supervivencia de las poblaciones de mamíferos marinos y de agua dulce.

Pompa y sus colegas se dieron a la tarea de identificar las regiones que desempeñan un papel más importante en la conservación de las poblaciones de 129 especies de mamíferos marinos o dulceacuícolas. Para eso dividieron en el mapa los océanos, mares, lagunas y ríos en una cuadrícula con celdas de 10 000 kilómetros cuadrados y fueron marcando los sitios donde habita cada especie. A cada celda se le asignó un valor que indica si la región demarcada es un sitio de reproducción, de alimentación o parte de una ruta migratoria.

Los resultados revelan que existen nueve sitios (que representan el 2.5% del área total estudiada) que contienen la mayor riqueza de especies, el 84% del total. Se trata de las costas de la península de Baja California, la costa este de las Américas (la costa Atlántica de Estados Unidos y las de Cuba, Haití y Santo Domingo, Colombia y Venezuela), las costas de Perú, de Argentina, del Noroeste de África, de Sudáfrica, Japón, Australia y Nueva Zelanda.

También identificaron 11 sitios irremplazables, seis en cuerpos de agua dulce y cinco en regiones marinas, donde viven especies que no se encuentran en ningún otro sitio. Éstos fueron las islas Hawai, las Galápagos, el río Amazonas, las islas San Félix y Juan Fernández, el mar Mediterráneo, el Caspio, el lago Baikal, los ríos Yangtsé, Indo, Ganges y las islas Kerguelen en el sur del océano Índico.

Pompa también marcó los sitios que sufren actualmente los mayores impactos producidos por actividades humanas como la contaminación, cambios en el clima o actividades marítimas intensas. A las áreas que no presentaban grandes impactos se les asignó el grado cero y a las más afectadas el grado 3. El 70% de las áreas con grados mayores de impacto por actividades humanas se encuentran cerca de sitios de conservación importantes. Es decir, que estamos compitiendo activamente con los mamíferos marinos o de agua dulce por los sitios donde ellos habitan, se reproducen o alimentan, donde construimos industrias o enormes sitios turísticos.

Los resultados de esta investigación, publicados en el revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) del mes de agosto, se muestran en un mapa que nos permite saber dónde se encuentra la mayor riqueza de especies y dónde se hallan las que están en riesgo, cuáles corredores proteger y dónde concentrar los esfuerzos de conservación.

Disminuye el número de migrantes que regresan a México

Menos paisanos regresaron a México desde Estados Unidos durante la recesión económica de los años 2008 y 2009 en comparación con años anteriores, de acuerdo con un estudio realizado por RAND Corporation, organización estadounidense no lucrativa, que publicó el resultado de esta investigación en la revista Demography de julio. El estudio contradice la noción de que las depresiones económicas aceleran el regreso de los migrantes a sus lugares de origen.

De acuerdo con los resultados de la investigación, dirigida por Michael Rendall, la crisis económica que afecta a Estados Unidos redujo el flujo migratorio entre ese país y México en las dos direcciones y no aceleró el regreso de migrantes a México.

En el último cuatrimestre de 2007 regresaron a México 133 490 personas. En el mismo periodo en 2009 volvieron 79 959.

Rendall propone que una explicación de este fenómeno social es la “hipótesis de ahorro meta”, que se basa en la idea de que un migrante elige la fecha de regreso a su país de origen cuando logra reunir la cantidad de dinero que se propuso como meta llevar de regreso a casa, y no antes. Esta teoría sugiere que los migrantes permanecen en el país que los recibe hasta que han logrado guardar o enviar una cierta cantidad de dinero, pese a las dificultades.

El estudio se basó en información recabada en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, que lleva a cabo el gobierno de México en 100 000 hogares cada cuatro meses desde 2005. Su objetivo principal es obtener información estadística sobre las características ocupacionales de la población a nivel nacional, así como otras variables demográficas y económicas para realizar análisis de aspectos laborales. Varias de las preguntas del censo se relacionan con actividades migratorias de los miembros de la familia.

Estos resultados son consistentes con datos obtenidos en Europa, que muestran que no hubo aumento del flujo de migrantes desde Francia o Alemania durante la crisis que vivieron estos países en el año 1973.

Ambiente laboral hostil y salud

Es común escuchar la frase “mi trabajo me está matando”. Según un estudio realizado en la Universidad de Tel Aviv y dirigido por Arie Shirom, esto parece tener bases científicas.

Los investigadores buscaban entender la relación que existe entre el ambiente de trabajo y la salud de las personas. Para esto, estudiaron los registros médicos de 820 adultos que habían recibido revisiones médicas de rutina durante 20 años (1988-2008). Los participantes en el estudio laboraban en Israel en áreas de finanzas, seguros, oficinas de gobierno, instituciones de salud y fábricas, con un promedio de 8.8 horas al día; un tercio eran mujeres; el 80% estaba casado y con hijos, y el 45% tenía al menos 12 años de educación formal. Los investigadores recabaron información de factores de riesgo fisiológicos y sicológicos como el índice de masa corporal, consumo de alcohol, tabaquismo, síntomas de depresión, ansiedad y hospitalizaciones. Obtuvieron datos de los exámenes periódicos que recibían y de un cuestionario sobre la presión laboral a la que estaban sujetos, la carga de trabajo, su relación con los compañeros y supervisores, su grado de autonomía en el trabajo y si recibían apoyo de parte de sus jefes. Durante el lapso de 20 años habían muerto 53 participantes.

Las personas que relataban haber recibido poco o nulo apoyo de sus compañeros de trabajo resultaron tener 2.4 veces más probabilidades de morir que aquellos que dijeron tener lazos estrechos de apoyo con ellos. Curiosamente, el riesgo de muerte se vinculó más con la percepción que tenían los participantes de sus compañeros que de sus jefes. El estudio no puede determinar si el ambiente hostil fue la causa de la muerte, pero sí que está relacionado con el riesgo, y muestra evidencias de que con una red social de apoyo en el trabajo disminuye el estrés y favorece la buena salud. Por otro lado, estar expuesto a ambientes hostiles constantemente contribuye a la depresión, la mala salud y el riesgo de morir.

Un factor que mitiga este riesgo es la percepción del control que se tiene en el trabajo: los hombres que aseguraron tener autonomía presentaron menos problemas de salud que los que no la tenían; sin embargo, las mujeres que reportaban tener puestos de poder presentaron 70% más probabilidades de tener problemas de salud que las que no los tenían. De acuerdo con los investigadores, esto puede deberse a que las mujeres suelen tener más responsabilidades fuera del trabajo, y la mayoría eran madres. Los resultados de esta investigación fueron publicados en la revista Health Psychology en agosto.

 

Martha Duhne

En ediciones anteriores
Slide 1

Medicina espacial*

Slide 2

El agente secreto de la evolución

Slide 3

Experimentos con animales, ¿mal necesario?

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir