UNAM
22 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 178 » Ráfagas
imprimirpdfmenosmas

Ráfagas

No. 178

Se agrega una Reserva al Patrimonio Mundial de la UNESCO

La Reserva de la Biosfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, en el estado de Sonora, fue inscrita en la Lista de Patrimonio Mundial de la unesco, en su xxxvii reunión en Camboya a finales de junio. Con este nombramiento México cuenta con cinco sitios naturales catalogados como Patrimonio Mundial: además del nuevo, la Reserva de la Biosfera Sian Ka'an, el Santuario de Ballenas El Vizcaíno, las Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California y la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca.

El Pinacate y Gran Desierto de Altar, con sus más de 700 000 hectáreas, fue declarado Reserva de la Biosfera en 1993. Forma parte del Desierto de Sonora, que cubre, además del territorio de Sonora, una porción de la Península de Baja California, en México, y de Arizona y California, en Estados Unidos. De los cuatro desiertos norteamericanos (los otros tres son el Chihuahuense, el Great Basin y el de Mojave) es el que cuenta con mayor biodiversidad. El sitio tiene varias características que lo hacen muy valioso: gran diversidad biológica con un alto grado de endemismo, características geológicas notables y evidencias de asentamientos humanos antiquísimos.

En la reserva se localizan dos áreas claramente distintas: al este, el escudo del volcán El Pinacate, ya inactivo, con enormes escurrimientos de lavas negras y rojas; y al oeste, el Gran Desierto de Altar, que cuenta con dunas consolidadas y móviles que llegan a alcanzar los 200 metros de altura. De este mar de arena emergen enormes macizos montañosos de basalto y granito, y 10 cráteres de forma circular.

Si bien podría suponerse que un área desértica como ésta debería ser casi yerma, la variedad ambiental y climática del sitio dio lugar a una enorme biodiversidad. En el área habitan cerca de 550 especies de plantas vasculares, el 18% de las registradas en el Desierto Sonorense, entre las que destacan los bosques de chollas del género Opuntia y de mezquitales, donde dominan los árboles del género Prosopis. En las dunas se encuentran plantas, en especial del género Larrea, que se anclan en la arena.

También hay 44 especies de mamíferos silvestres, entre ellos el mamífero americano más veloz, el berrendo sonorense (Antilocapra americana sonorensis), actualmente en peligro de extinción; el borrego cimarrón (Ovis canadensis mexicana), sujeto a protección especial; y los murciélagos magueyero (Leptonycteris curasoae yerbabuenae) y pescador (Myotis vivesi), los dos endémicos. Las 225 especies de aves que se han registrado hasta la fecha son residentes y migratorias; terrestres y acuáticas (19 en alguna categoría de protección), entre éstas el halcón mexicano (Falco mexicanus), y el peregrino (Falco peregrinus).

A pesar de que la lluvia es muy escasa, existen unas pozas donde se acumula agua, además de que en el lecho de roca firme surgen arroyos que abastecen de agua a la vida que ahí se encuentra, incluso peces. Viven ahí dos especies endémicas: el pulpo del desierto (Cyprinodon macularis), en peligro de extinción y el charal de aleta larga (Agosia chrysogaster), amenazado.

Existen también cinco especies de sapos, con periodos de actividad restringidos a semanas o algunos días del año. Para los reptiles las zonas áridas son un ecosistema idóneo, y de las más de 40 especies registradas, pueden destacarse el camaleón Phrynosoma mcalli, endémico del Desierto de Sonora; la cascabel de cuernitos (Crotalus cerastes cercobombus); el monstruo de Gila o escorpión (Heloderma suspectum) y la tortuga de monte o del desierto (Ghoperus agassizii), los dos últimos amenazados. Existen evidencias arqueológicas de que el sitio fue ocupado hace miles de años por distintos grupos étnicos. La cultura pápago u O'odham, de la cual existen actualmente unas 500 personas en territorio mexicano y casi 30 000 en el estadounidense, considera este lugar como el origen del Universo.

La Convención para la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural surgió en 1972 con el objetivo de identificar los bienes inestimables e irremplazables de las naciones. La pérdida de cualquiera de estos bienes representaría una perdida invaluable para la humanidad entera, característica que cumple el Pinacate y Gran Desierto del Altar.

Prohíben patentar genes humanos

El Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos dictaminó el pasado mes de junio que está prohibido patentar genes humanos, pero abrió la posibilidad de que sí puedan patentarse secuencias de genes sintéticos (conocidos como ADN complementarios o cADN), es decir, creadas en laboratorio.

La decisión revoca las patentes obtenidas por la compañía Myriad Genetics para los genes BRCA1 y BRCA2. Estos genes funcionan como supresores de tumores humanos porque evitan la proliferación incontrolada de las células, pero cuando mutan, se incrementan las probabilidades de que se desarrollen algunos tipos de cáncer, el de mama entre ellos.

La compañía estadounidense tenía la patente exclusiva sobre los genes BRCA1 y 2, sobre las secuencias mutadas y su empleo en el diagnóstico y el pronóstico de cáncer de mama y ovario. Esto les daba una licencia exclusiva para vender en Estados Unidos la prueba de detección de mutaciones en ambos genes, lo que hubiera imposibilitado a los pacientes el pedir segundas opiniones.

Además, ya que los resultados de decenas de miles de pruebas han pasado por los laboratorios de Myriad, la empresa acumuló una enorme base de datos relativa, entre otras cosas, a la frecuencia de las mutaciones y de la cantidad de casos de mujeres que, no queriendo someterse a cirugías, desarrollaron cáncer. Este conocimiento es invaluable para la comunidad científica, pero se ha mantenido para uso exclusivo de la compañía. De hecho, se estima que la empresa cuenta con una información miles de veces superior a las bases de datos públicas en Internet (Human Gene Mutation Database, Breast Cancer Information Core), donde los científicos vierten sus datos, pueden consultar los de otros y colaborar en el avance del conocimiento de las enfermedades.

La decisión de la Suprema Corte es una victoria para los investigadores, médicos y pacientes que interpusieron esta demanda contra Myriad porque elimina el monopolio de las pruebas de diagnóstico y reduce los costos de las pruebas.

Encuentran dinosaurio muy bien preservado

Arqueólogos y paleontólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (inah) y de la Universidad Nacional Autónoma de México, lograron extraer las vértebras muy bien preservadas de la cola de un dinosaurio que habitó nuestro planeta hace cerca de 72 millones de años.

Se trata de un hadrosaurio, o dinosaurio pico de pato, bípedo herbívoro de cerca de 12 metros de largo y cuatro de altura que podía usar las patas delanteras para sostenerse al pastar. Su hocico recuerda al pico de un pato y la cola, de cinco metros, es casi de la mitad del tamaño del animal.

El primer hadrosaurio fue encontrado durante el verano de 1858. William Parker Foulke vacacionaba en Nueva Jersey cuando se enteró de la existencia de unos enormes huesos fósiles que habían sido localizados 20 años antes. Foulke decidió seguir excavando en la zona. Lo que encontró fueron los restos de un animal más grande que un elefante que parecía ser una cruza gigante entre una lagartija y un ave. Se trataba de restos del esqueleto del primer dinosaurio localizado en Norteamérica con algo más que unos cuantos dientes aislados, lo que dio inicio a una fascinación por estos animales que se ha mantenido viva hasta hoy, cuando el hallazgo de restos de dinosaurio sigue despertando interés.

En junio del 2012 los habitantes del pueblo General Cepeda, Coahuila, advirtieron al inah de la presencia de los huesos, pero fue hasta un año después cuando empezaron las excavaciones en el sitio.

El estado de preservación de la cola de este hadrosaurio es extraordinario. Permanecen unidas las 50 vértebras excavadas, lo cual es muy poco común, así como huesos largos y la cadera, de acuerdo con un informe dado a conocer por el inah. Hace millones de años la región central del norte de México era una zona de costas y deltas, lo que permitió que se conservaran miles de organismos tanto terrestres como marinos.

Durante un tiempo se pensó que los hadrosaurios eran animales dóciles y lentos como las vacas modernas, pero estudios recientes de la anatomía de los huesos demuestran que este animal era mucho más ágil y que podía correr más rápido que el tiranosaurio, su principal depredador.

El nuevo descubrimiento contribuirá al estudio de enfermedades óseas que afectaron a los dinosaurios, algunas similares a las que afectan a los humanos, como tumores y artritis.

Nueva terapia para la esclerosis múltiple

Un equipo de investigadores del Hospital de Zurich, Suiza, el Centro Médico Eppendorf, en Hamburgo, y la Universidad Northwestern de Chicago desarrolló una terapia para frenar el desarrollo de la esclerosis múltiple, enfermedad autoinmune, engañando al sistema inmunitario del paciente.

En la esclerosis múltiple las células del sistema inmunitario atacan al sistema nervioso, específicamente a la mielina, la capa que recubre los nervios. Cuando se daña la mielina, se obstaculiza la transmisión de los impulsos nerviosos, causando espasmos, problemas de coordinación y falta de movimiento. Los daños pueden ocurrir en cualquier área del cerebro, los nervios ópticos y la médula espinal. Esta patología, que afecta más a mujeres que a hombres y se diagnostica con mayor frecuencia entre los 20 y los 40 años, es crónica y hasta la fecha no tiene cura.

Al cabo de más de 30 años de investigaciones hay resultados alentadores. La nueva terapia frena las respuestas autoinmunes y previene la activación de células autoinmunes nuevas. Esta forma novedosa de tratar la enfermedad deja intacto el sistema de defensa del cuerpo. Consiste en realizar una transfusión de los propios glóbulos blancos, o linfocitos, previamente extraídos y a los cuales se les han añadido fragmentos de mielina, en concreto siete proteínas. Cuando una persona tiene esclerosis múltiple, el sistema de defensa del organismo no reconoce como propias a las células nerviosas y por eso las ataca y destruye. La idea de administrar linfocitos con el agregado de las proteínas de la mielina es lograr que el cuerpo del paciente se acostumbre a esta sustancia y no se produzca la reacción autoinmune.

Después de años de pruebas en laboratorios con modelos animales, se pasó a la fase 1 con humanos. En este ensayo participaron nueve pacientes y los resultados muestran que se redujo la reactividad de su sistema inmunitario entre 50 y 75%; además se demostró que el tratamiento es seguro y bien tolerado por el cuerpo humano.

Aunque el grupo de pacientes es demasiado pequeño para sacar conclusiones estadísticamente significativas, los autores de esta fase de la investigación, publicada en la revista Science Translational Medicine en junio, concluyen que la intensidad del ataque autoinmune se redujo más en los pacientes que recibieron las dosis más altas de linfocitos modificados.

 

Martha Duhne

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir