UNAM
10 de diciembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 125 Psicoanálisis con ingenio

Ocho reinas

Estaba un día el cineasta Woody Allen (el director de cine) recostado en el diván de su psicoanalista contándole el extraño sueño que había tenido la noche anterior: “Estaba hojeando el New York Times y al llegar a la sección de anuncios clasificados vi impreso a toda plana y con enormes letras un anuncio en el que yo solicitaba una hermosa acompañante para hacer un viaje a una playa de Oaxaca, en México, y explorar con ella los placeres de la vida. En ese momento sonó el timbre de la puerta; al abrirla me encontré con la despampanante actriz Scarlett Johansson que traía un tablero de ajedrez en una mano y un puñado de reinas negras en la otra. Scarlett entró como un torbellino a mi departamento, esparciendo su delicioso perfume por toda la atmósfera y diciéndome que estaba dispuesta a irse conmigo siempre y cuando le ayudara a resolver un problema que desde hacía varios meses la preocupaba. Tenía que colocar las 8 reinas negras en 8 casillas del tablero de tal manera que ninguna de ellas estuviera en posición de atacar a cualquiera de las otras. Yo no sé casi nada de ajedrez, pero con la perspectiva de llevar a Scarlett a la playa, intenté acomodar las 8 reinas negras sobre el tablero sin éxito hasta que, de repente, las reinas comenzaron a tomar vida y a morderme con sus dientecitos, convirtiéndose el sueño en toda una pesadilla. Fue allí que me desperté”.

El psicoanalista le dio una bocanada a su pipa y después de unos mome n t o s le dijo a Woody que su sueño claramente representaba su deseo por Scarlett, cosa que se resolvería simple y sencillamente con que la llamara por teléfono y le dijera lo que sentía por ella. Al terminar la sesión con Woody, el psicoanalista sacó un juego de ajedrez que tenía en su librero e intentó colocar en el tablero las 8 reinas negras, simuladas por 8 peones negros, de tal manera que ninguna de ellas estuviera en posición de atacar a cualquiera de las otras, tal y como lo había mencionado Scarlett en el sueño de Allen.

¿Tiene solución el problema planteado por Scarlett?

Trazos

A Roberto le apodan “el ingeniero” porque a pesar de ser muy olvidadizo es extremadamente ingenioso; prueba de ello es lo que le ocurrió una vez que tenía examen de geometría en la secundaria y se le había olvidado el juego de geometría. Si ya de por sí el maestro de matemáticas se lo traía de encargo porque semanas atrás Roberto le había pegado un chicle en la silla de su escritorio echándole a perder los pantalones de su traje nuevo, en cuanto se enteró de que no traía su juego de geometría lo regañó como nunca y le dijo: “A ver cómo le haces, y sin pedirle ni un lápiz a tus compañeros vas a resolver el examen. Si sacas cero te voy a expulsar de la escuela.” Ya viéndose expulsado de la escuela, regañado por su papá y castigado sin salir con los cuates por al menos un año, Roberto se puso a hojear el examen, donde leyó:

a) Traza en esta hoja una elipse.

b) Traza en esta hoja un hexágono.

Sin saber cómo haría para trazarlas sin compás, regla y transportador, Roberto se metió las manos en los bolsillos para ver con qué herramientas podría contar. Sonriendo para sí mismo vio que traía una agujeta, tres tachuelas, un palo de paleta y un lápiz con goma.

Cuando Roberto terminó el examen, el maestro lo revisó y para su sorpresa encontró que ambas figuras estaban perfectamente bien trazadas por lo cual no le quedó más remedio que ponerle un merecidísimo 10.

¿Cómo le hizo Roberto para trazar ambas figuras con los objetos tan disímiles que traía en los bolsillos del pantalón?

Jardinero con suerte

Pepe el jardinero quería plantar 10 árboles chiquitos de tal manera que quedaran acomodados en 5 líneas rectas y que en cada línea hubiera únicamente 4 árboles. Después de estar horas y horas a pleno sol tratando de acomodarlos, llegó su pequeña hija Elsa, quien los dispuso en un santiamén. ¿De qué manera acomodó Elsa los árboles?

Soluciones al número anterior

Desquiciado. Se plantean las ecuaciones: (x – 50) = (y + 50), (x + 50) = 3(y – 50), (x – 50) = z. En donde Miguel = x, María = y, Manuel = z. Y se obtiene que a Miguel le tocaron 250 casas, a María 150 y a Manuel 200, por lo que Lorenzo repartió 600 casas.

Desequilibrado. Para formar la cadena en forma de círculo, se abren los 3 arillos de una sola de las pequeñas cadenas y con éstos se unen las tres cadenas restantes formándose así el círculo.

Desvariado. Le hubieran alcanzado las 27 botellitas para 40 horas y le habría sobrado 1/3 de botellita de suero, p or lo que fácilmente hubiera podido atravesar el desierto.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir