UNAM
17 de julio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 156 Thor, hijo de Odín

Toronjas

Carlos hacía todo perfectamente bien: acomodaba las distintas frutas de una manera artística en su puesto del mercado, limpiaba cada una con tal delicadeza que las dejaba relucientes; los precios por kilo, dibujados finamente en pequeñas cartulinas fluorescentes, siempre eran los más bajos del mercado. Sin embargo, casi nadie se acercaba a su puesto mientras que los otros no cesaban de vender y vender. Una noche Carlos estaba preocupadísimo por el futuro de su puesto de frutas y buscaba una manera ya no de subir las ventas, sino de vender algo. Fue entonces que de repente se le ocurrió una idea genial.

A la mañana siguiente los locatarios del mercado se quedaron boquiabiertos al ver entrar a Carlos disfrazado de Thor, el superhéroe vikingo del martillo mágico de las historietas de aventuras, caminando majestuosamente, blandiendo un pesado martillo y gritando con voz grave: “Soy el hijo de Odín, amo y señor del Valhalla, y traigo hasta aquí las más selectas frutas del Universo, tan jugosas y sabrosas que no encontrarán, en este inmenso mercado, frutas más caras que las que yo vendo. ¡Pasen a mi puesto para que gocen con sólo verlas!”

Todavía no llegaba Thor a su puesto cuando éste ya estaba abarrotado de clientes que, asombrados por los altísimos precios de las frutas, las observaban extasiados y buscaban en sus bolsos y carteras el dinero para adquirir “las más selectas frutas del Universo”.

Y así, a estrepitosos golpes de martillo contra el suelo, Carlos no cesaba de pregonar sus innumerables ventas: “Salen dos kilos de manzanas y medio kilo de guayabas a sólo 390 pesos. Salen 4 kilos de plátanos y 3 de guayabas por 796 pesos. 5 kilos de manzanas y 3 de toronjas en 969 pesitos. 3 kilos de manzanas y medio de plátanos a sólo 382 pesotes. 7 kilos de guayabas y 5 de toronjas por 525 moneditas de a 5 pesitos. 3 kilos de plátanos y 7 de toronjas por sólo 703 pesucos.”

¿Qué tan baratos estaba dando Thor los kilitos de manzanas, guayabas, plátanos y toronjas?

Torpeza

Lo que sí es cierto es que Carlos, con todo y su perfecto disfraz de Thor, cuando de repente le llegaban varios clientes juntos se hacía bolas a la hora de cobrarles y ya no sabía quién pidió qué. Así sucedió una vez en la que llegaron casi al mismo tiempo una señora de pelo rubio, una de pelo negro y otra de pelo blanco. Aunque cada una compró varios kilos de una sola fruta, entre melones, mangos y duraznos, Carlos se despistó de tal manera que no sabía cuánto cobrarle a cada cual, ya que la señora rubia le pidió 3 kilos más de fruta que la señora de pelo negro que pidió melones, además de que la señora rubia fue la segunda en comprar su fruta y que la señora que pidió mangos, pidió más kilos que la última de las 3 señoras en pedir sus 10 kilos de fruta; y también la señora que compró 15 kilos fue la que pidió su fruta inmediatamente después de la que compró 12 kilos de fruta y que la última en hacer su pedido había sido la señora del pelo blanco, quién no pidió mangos.

Si el kilo de mangos costaba 300 pesos, el de melones 500 pesos y el de duraznos 200 pesos, ¿cuánto debía cobrarle Carlos a cada señora?

Tormento

Con todo y que se hacía bolas para cobrar, la única vez que Carlos perdió con una clienta fue cuando una despampanante y enigmática maestra de kínder con ojos de gitana le pidió 30 kilos de duraznos; los quería para servirlos como postre en un desayuno con chilaquiles con el que agasajaría en su escuela a los alumnos el día del niño. Y Carlos perdió porque la maestra, antes de pagarle, le armó con 25 cerillos las siguientes figuras:

Y lo retó a que si lograba quitar 6 cerillos y que el resultado fuera 11, le pagaría el doble, pero que si no lo lograba los 30 kilos de duraznos le saldrían completamente gratis.

Obviamente, embobado por los ojazos de la maestra y atormentado por los miles de clientes que no cesaban de pedir frutas, Carlos no pudo resolver el reto.

¿De qué manera lo podría haber resuelto Carlos?

Soluciones al número anterior

Salario. Al octavo día, cada uno había recibido 63.75 pesos. Para obtener los mismos ingresos (o lo más cercano, en tanto no pueden trabajar medios días) independientemente del plan, tendrían que haber trabajado 11 días para cobrar 511.75 o 660 pesos. Trabajando 30 días hubieran ganado 536 870 911.75 pesos versus 1 800 pesos a 60 pesos diarios; es decir, 536 869 111.75 pesos más.

Prestaciones. Tenían que haber cargado 27 paquetes de 15 kg y 7 de 33 kg.

Beneficios. A Panadero 325, a Campanita 330, y a Pescado 345 centenarios.

 

 

Antonio Ortíz

En ediciones anteriores
Slide 1

Racismo discriminación que persiste

Slide 2

Fracking. Beneficios fugaces… ¿daños permanentes?*

Slide 3

El camino a las percepciones

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir