UNAM
26 de septiembre de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 161 Ventajas de un buen desayuno

Almuerzo

Al Chilaquil simple y sencillamente le decían así porque todas las mañanas, antes de salir a la calle a ver qué hacía, se desayunaba un platazo de chilaquiles picosísimos. A sus 25 años el Chilaquil formaba parte del inmenso ejército de aquellos que ni estudian ni trabajan, pero en cuanto salía a la calle siempre le sucedía algo en lo que veía la oportunidad de ganarse unos pesos. Una mañana soleada, tras devorar su desayuno, el Chilaquil salió a la calle donde se topó con doña Eduviges, una viejecita que diariamente entregaba en un pequeño hotel 2 cubetas llenísimas de flores con las que se adornaban el recibidor y los cuartos a cambio de 500 pesos. Doña Eduviges le confesó al Chilaquil que sus piernas y bastón ya no le daban para caminar desde su casa hasta el hotel y le propuso que todos los días él fuera a su casa a recoger las flores, las entregara, las cobrara y le llevara de regreso el dinero, y ella le pagaría 20 pesos por el servicio. El Chilaquil se lo pensó unos momentos y estaba a punto de decir que no le convenía, cuando su truculenta mente encontró una oportunidad de hacerse de unos pesos más, por lo que aceptó e incluso le dijo a la viejecita que empezaría inmediatamente. En cuanto ella se fue dejándole las cubetas, el Chilaquil sacó 72 flores de cada cubeta y reacomodó las demás para que casi no se notara su falta, fue a dejarlas en su casa en una cubeta con hielo y aspirinas y salió corriendo a entregar las demás.

Al entregarle las cubetas al conserje del hotel, éste notó que las cubetas pesaban menos que lo habitual por lo que le preguntó al Chilaquil si faltaban flores o qué. Este le explicó que como era tiempo de secas las flores tenían menos agua y por eso parecía que pesaban menos, pero que era el mismo número de flores que siempre. El conserje quedó conforme y le pagó los 500 pesos.

Al día siguiente el Chilaquil sacó 144 flores de cada cubeta y metió en cada una 72 de las que tenía del día anterior, las entregó y siguió haciendo exactamente esta misma operación los días subsecuentes. Sin embargo, al sexto día, al irle a llevar su dinero a doña Eduviges, el Chilaquil le dijo que el hotel iba a estar cerrado 3 días por remodelación y que no necesitarían flores. Durante esos 3 días el Chilaquil entregó al hotel la misma cantidad de flores que había entregado los últimos 6 días sacando al final 1 500 pesos para él.

Si doña Eduviges compraba el mismo número de ramos todos los días, con 12 flores cada uno, para el hotel, ¿cuántos ramos compraba diariamente?

Tentempié

Al día siguiente de haber estafado a doña Eduviges, el Chilaquil se levantó temprano, desayunó y salió a la calle. No llevaba ni 5 minutos parado ahí nomás cuando pasó su primo el Tamal pidiéndole que lo acompañara a un programa de concursos en la tele. Al llegar al canal de televisión, su primo convenció al Chilaquil de que también se inscribiera al concurso porque las preguntas eran muy fáciles. Ya en el concurso, al tocarle el turno al Tamal, le hicieron una pregunta tan difícil que de plano no la pudo contestar. Cuando ya casi le tocaba su turno al Chilaquil, al darse éste cuenta de que una edecán traía todas las respuestas en un papelito, se acercó a ella y le ofreció los 1 500 pesos que traía a cambio del papelito, y ella aceptó. Al pasar el Chilaquil al concurso, el locutor le dijo: “Imagine usted que en una escuela hay 300 alumnos y que el 30% de los alumnos trae 1 peso cada uno y que del 70% restante, el 50% trae 2 pesos y el otro 50% no trae nada; por 10 000 pesos dígame, ¿cuánto dinero traen entre todos los alumnos?

El Chilaquil se ganó el premio, ¿cuál fue la respuesta que dio?

Refuerzo

Al Chilaquil le gustó mucho la edecán y con sus 10 000 pesos decidió contratarla para que le hiciera plática a los viejitos que solían esperar el pesero cerca de un asilo de ancianos; así, mientras ellos estaban distraídos con los encantos de la edecán, él aprovecharía para sacarles la cartera. Al segundo de los viejitos con el que platicó la edecán, el Chilaquil le robó el doble de dinero que al primero, al tercero la cuarta parte del dinero del segundo, al cuarto el triple del dinero de lo que traía el tercero y al quinto el doble de lo que traía el cuarto viejito y que eran exactamente 2 000 pesos más de lo que traía el primer viejito.

¿Cuánto dinero le robó el Chilaquil al primer viejito?

Soluciones al número anterior

Cachete. Rodolfo volaba a 100 km/hora y el ranchito de su tío se encontraba a 250 kilómetros de su casa.

Zoquete. Rodolfo tenía 72 puestos de peluches, 7 de perfumes y 21 de películas.

Piquete. Resolviendo la ecuación: (x)(x-1)/2 = 45 se obtiene que x = 10; esto es, los mosquitos picaron a 10 personas aquella noche.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores
Slide 1

Sismos

Slide 2

Suicidio: jóvenes en riesgo

Slide 3

El aroma del recuerdo

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir