UNAM
16 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 175 Ojitos de $$$$

Fortuna

A sus 21 años Maribel era tan terca como atinada. De hecho, un día que quería comprarse un teléfono celular de pantalla táctil y con cámara digital de 16 megapixeles, decidió poner un puesto para vender agua de Jamaica en vasos desechables y con hielo por 5 pesos. Después de 2 sábados de abrir su puesto de 10 de la mañana a 1 de la tarde ya llevaba la friolera de 400 pesos ahorrados por lo que el sábado siguiente decidió aumentar el precio. Justo cuando estaba pensando en el nuevo precio se detuve ante su puesto un señor rodeado de guardaespaldas que le dijo: "Con un puesto así, pero de agua de limón, comencé yo mi inmensa fortuna. Me llamo Slim. ¿A cuánto das el vaso de agua?"

En cuanto Maribel escuchó la palabra "Slim" vio al señor con ojitos de $$$$ y le dijo: "Pues mire, esta agua está hecha con flores de Jamaica energéticas y con propiedades inimaginables y el vaso, sólo por hoy, se lo voy a dejar a precio de costo, que es apenas 1 000 pesos más que la mitad de su precio de costo". Slim se la quedó viendo como si le hubiera entendido el verdadero trabalenguas del precio del vaso de agua de Jamaica y, haciendo cálculos de cuánto traía en la cartera le dijo a Maribel: "Ah, pues si están baratos, dame 2 para mi y uno para cada uno de mis 29 guardaespaldas".

En cuanto se fueron Slim y sus acompañantes, Maribel recogió su puesto y se fue corriendo a la tienda de celulares, en dónde escogió el más caro y lo pagó y todavía le sobró una buena cantidad de dinero.

¿Cuánto fue el total de la cuenta del señor Slim?

Efectivo

Ya con teléfono celular en mano, el siguiente objetivo de Maribel fue comprar una casita con vista a la playa. No lo había pensado ni siquiera 3 segundos cuando ya se le había ocurrido cómo conseguir el dinero: hacer un app que una vez instalado en un teléfono celular te indicara cuál de las personas a tu alrededor podría ser "el amor de tu vida". Y no habían pasado ni 2 horas cuando Maribel ya se había agenciado un novio con doctorado en informática que, embriagado por sus encantos, le hizo toda la chamba de programación de la app y lo subió a una tienda virtual. El app funcionaba de manera sencilla: si, por ejemplo, Julieta lo compraba, tenía que subir su foto, preferencia sexual y ya; si luego Pedro, por ejemplo, compraba el app y casualmente pasaba cerca de Julieta, de inmediato sonaban unas campanitas en ambos teléfonos y aparecía la foto de Julieta en el teléfono de Pedro y la de Pedro en el de Julieta.

En cuanto Slim vio el app anunciado lo instaló y, al día siguiente, cuando paseaba por el centro de la ciudad de repente empezaron a sonar las campanitas de su teléfono y apareció la foto de Maribel que andaba buscando una funda para su celular. De inmediato Slim cayó de rodillas ante Maribel diciéndole que era el amor de su vida, pero ella, más que con ojos de amor, lo miró con ojos de $$$$ y le dijo: "Uy señor, usted es mucho mayor que yo, pero le voy a dar una oportunidad; dígame cuánto dinero trae y yo con sólo 4 preguntas le digo de qué valor son los billetes y monedas. Si adivino me compra una casa en Tulum con vista a la playa y si no, me caso ahorita con usted. Slim aceptó, se buscó en los bolsillos, contó el dinero que traía y le dijo a Maribel: "Traigo exactamente 130 pesos".

Al escuchar la cantidad, Maribel pensó unos segundos y le hizo la primera pregunta: "¿Me podría cambiar un billete de 100?", a lo que Slim contestó que no podía.

Si en menos de 3 segundos Maribel le había respondido correctamente y ya se veía viviendo en Tulum, ¿cuál fue su respuesta?

Fondos

Para estrenar su casa en Tulum, Maribel planeó una fiesta a la que sólo invitó a Slim. Como hacía un calorón impresionante se fue a comprar cerveza bien fría y en la única tienda que vio abierta en el pueblo entró a preguntar cuánto costaban las caguamas y la dueña le contestó: "Cuestan 22 pesos con todo y botella". Entonces Maribel le preguntó cuánto costarían sin envase y la señora le contestó: "Pues la pura cerveza cuesta 20 pesos más que el envase".

Maribel hizo mentalmente algunas cuentas en menos de medio segundo y como sólo traía un bidón de 40 litros y 200 pesos, dijo: "Nada más me alcanza para 9 cervezas sin envase y póngalas en este bidón".

¿Por qué no le había alcanzado a Maribel para comprar 10 cervezas sin envase?

Soluciones al número anterior

Desierto en la Tierra
Raúl tarda 5 segundos en la llanta de tráiler, 3 segundos en la del auto y 2 en la de la motocicleta, por lo que la respuesta de Lola fue que Raúl iba a tardar 390 segundos.

Paraíso en Júpiter
Raúl y Lola podían haber contestado: "Nos van a enviar lentamente a la Tierra", lo cual no puede ser mentira y tampoco puede ser verdad, pero sí es distinto a no decir nada.

Decepción en Neptuno
La única manera en la que la mitad de 2 más 2 sea 3 es: 2/2 + 2 = 3; la mitad de 2 es 1 y más 2 es 3.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir