UNAM
21 de enero de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 179 Siete mares y un destino

Flechazos

Las corrientes de la vida llevaron en apenas 19 años a Martín desde su natal Boca del Río, en Veracruz, hasta el puerto de Manzanillo, en Colima, no sin antes haber vivido en lugares como Salina Cruz, Mazatlán, Los Cabos y Dubai.

Cuando Martín cumplió 3 años, su mamá se lo llevó a Salina Cruz porque se había enamorado de un marinero panameño que vivía ahí. La señora tuvo con él una larga luna de miel igual al número de años que resultan de sumar los que más tarde vivió en Los Cabos y 1 menos de los que vivió en Boca del Río. La luna de miel terminó cuando el panameño murió y la mamá de Martín se lo llevó a Mazatlán, donde fue a paliar sus penas con un cantante y en donde permaneció de luto exactamente la mitad de los años que resultan de sumar los años que vivió en Los Cabos junto con los que vivió en Salina Cruz. El luto se vio interrumpido abruptamente cuando el cantante se enamoró de la esposa del pianista del bar donde solía actuar. Justamente el día que la mamá de Martín descubrió este nuevo amor: un jeque árabe se enamoró de ella y se la llevó, junto con Martín, a Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos.

En Dubai el jeque adoptó a Martín como hijo y éste vivió una vida de príncipe tantos años como los que vivió en Salina Cruz menos 2, ya que fue en ese entonces que conoció a Chun-Li, la bella hija de un empresario chino que tras probar suerte en Dubai decidió emigrar a las costa mexicanas. Nada más de ver a Chun-Li, Martín sintió el flechazo de cupido e hizo sus maletas y fue en pos de su "amor".

El primer puerto en el que radicó el empresario chino y su hija, así como Martín, fue Los Cabos. Después el padre de Chun- Li se estableció por unos años en Cozumel y después en Manzanillo. Curiosamente si se suman o multiplican los años que vivieron en cada uno de estos puertos, se obtiene el mismo resultado. Por supuesto Martín los seguía de puerto en puerto pero, aunque se inscribía en las mismas escuelas que la chinita, seguía siendo invisible para ella. Todo cambió radicalmente el día que, estando en Manzanillo, Martín cumplió 19 años y Chun-Li le preguntó la hora. Por supuesto Martín le dijo la hora de Manzanillo, la de China, y hasta la del meridiano de Greenwich con tal de platicar aunque fuera un poco con ella, pero para su sorpresa la chica se dio la media vuelta en cuanto a empezó a escuchar tan extrañas horas.

¿Cuántos años había vivido Martín en cada ciudad cuando Chun-Li le preguntó la hora?

Suspiros

Al cumplir 25 años Chun-Li no hacía más que levantar suspiros, piropos y chiflidos cuando se paseaba por el malecón de Manzanillo. Entre los "suspiradores" estaba Martín, que para entonces tenía 23 años, y aunque había tenido diversos escarceos amorosos con la chinita, la verdad es que moría de ganas de casarse con ella. En cuanto Chun-Li vio a Martín, éste la sorprendió diciéndole: "Hoy es tu día de suerte. A ver, piensa un número natural y si te lo adivino, nos casamos". Ella escogió un número y lo apuntó en un papelito. Entonces Martín le dijo: "Multiplícalo por 2 y al resultado súmale 8 y después a este resultado multiplícalo por 5. Ahora dime ¿cuánto te da?". Chun-Li le dijo el resultado y en menos de un segundo Martín dividió este resultado entre 10 y luego le restó 4 y le dijo el número que ella había pensado.

Si media hora después Martín y Chun- Li se dirigían al registro civil para casarse, ¿cómo adivinó Martín el número? (Aplícale el método de Martín a alguien y a ver si adivinas el número pensado ¿qué apostarías?)

Desvelos

Una noche una llamada desde Dubai despertó a Martín y Chun-Li. Era el padre adoptivo de Martín, el jeque árabe, que estaba a punto de perder 50 pozos petroleros que había apostado con otro jeque que le había puesto un problema de cómo se podrían repartir 17 anillos entre 3 de las mujeres de su harem de tal manera que a una le tocara la mitad de los anillos, a otra la tercera parte y a la otra la novena parte sin romper ningún anillo ni nada por el estilo.

Mientras que a Martín no se le ocurría cómo se podría resolver el problema a Chun-Li sí y le dijo al jeque: "Si yo les presto 1 anillo los puede dividir e incluso al final me puede devolver el anillo que le presté y luego ya le digo cómo hacerlo".

Si, el jeque no tuvo que deshacerse de sus pozos petroleros, ¿qué le dijo Chun-Li al jeque que hiciera?

 

Soluciones al número anterior

reto 1

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir