UNAM
18 de julio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 236 Astronomía social

Fiesta luminosa

A Susana le fascinaban dos importantes áreas del quehacer humano: la astronomía y la organización de eventos sociales. Por eso todas las mañanas iba al Instituto de Astronomía de la UNAM a estudiar objetos estelares y por las tardes acudía a las oficinas de Eventos Lucecita a organizar fiestas. En la oficina solía platicar con los clientes lo que había estado investigando por la mañana; por ejemplo cuando las integrantes de la Sociedad de Alumnas de la Preparatoria Zeppelin llegaron a planear su cena de graduación, les contó que había estado analizando la emisión de radiofrecuencias y el espectro óptico del cuásar 3C-273. Al ver que no entendían nada, Susana les explicó que cuando mueren algunas estrellas, su materia comienza a concentrarse en su centro debido a la fuerza de gravedad, hasta que sus átomos y partículas se juntan... Entonces María, una de las alumnas, la interrumpió y le dijo que querían una fiesta de graduación muy luminosa, cuya luz reflejara la cantidad de asistentes a la fiesta. Pensativa, Susana sugirió proporcionar a cada asistente un anillo que cuando extendiera la mano para saludar a otra persona, chocara con otro y emitiera una señal de radiofrecuencia que encendiera un foquito led. Así habría tantos foquitos led como saludos entre las personas pues los anillos podrían programarse para que sólo emitieran la señal cuando chocaran entre asistentes que no se habían saludado.

María se quedó pensando en que si asistieran unas 600 personas a la fiesta de graduación, incluyendo alumnos, amigos y familiares, quizá no habría tantos foquitos led ni tanta luz. Pero cuando ya estaba bailando en la fiesta, se sorprendió de los miles de foquitos del techo encendidos. Si habían asistido las 600 personas previstas y todas se saludaron entre sí, ¿cuántos foquitos led se encendieron?

Comida de altura

En otra ocasión Susana había estado analizando por la mañana las lecturas de unas manchas solares que se crean por la variación de intensidad de los campos magnéticos en ciertas zonas del Sol y que se ven oscuras porque allí la temperatura es un poco más fría que en el resto de la superficie solar. Por la tarde, al llegar a su oficina encontró al presidente de la Sociedad de Arquitectos con la ilustración del patio de la casa donde iban a hacer su comida anual. Después de que el arquitecto le dio a Susana los detalles de la comida y le pidió que mandara construir 2 torres con algún material ligero, ella envió por fax la ilustración a un carpintero para que las construyera.

Casi inmediatamente el carpintero llamó por teléfono a Susana para pedirle la altura de la torre roja, a lo que ella se limitó a contestar: “Haga un esfuerzo, se puede calcular con un poquito de ingenio”.

Si el día de la comida, al ver las torres colocadas en el patio y el tamaño de las sombras poco antes del atardecer, el arquitecto felicitó a Susana por haberse apegado a la ilustración ¿cuánto medía la torre roja?

Etiquetas intercambiables

Al día siguiente de la comida de los arquitectos, uno de los encargados de recoger los cubiertos se equivocó al colocar las etiquetas que marcaban el contenido de cada caja de cartón: 1 de cuchillos, 1 de tenedores y 1 de cucharas. Como las cajas ya estaban cerradas, Susana abrió una sola de las cajas y con eso pudo colocar adecua- damente cada etiqueta. ¿Cómo le hizo para colocar correctamente las etiquetas?

Soluciones al número anterior

La caja de Loren
Habría 295 245 medusas y el día 9 habría la tercera parte; es decir 98 415. La caja estaba llena de ilusiones.

El enigma de Mastroiani

La carrera de Fellini
Al cabo de 1 hora, el ratón y la liebre se habrían cruzado 97 veces.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores
Slide 1

Racismo discriminación que persiste

Slide 2

Fracking. Beneficios fugaces… ¿daños permanentes?*

Slide 3

El camino a las percepciones

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir