UNAM
04 de agosto de 2020
II
II
¿Cómo ves?
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 256 Oficios en Chapultepec

Primos globeros

Rubén era muy extraño. Se graduó de físico-matemático con mención honorífica y su tesis sobre mecánica cuántica dejó deslumbrado al jurado, pero aunque le ofrecieron trabajo como investigador en el Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México optó por ser globero. Alquiló una bodega en la Central de Abastos de la Ciudad de México, compró varios tanques de helio, una máquina y grandes cantidades de látex líquido, ácido cítrico y nitrato de calcio para lograr una buena producción de globos. Entre los primeros empleados de Rubén estaba Beto, que se encargaba de inflar con helio los globos y venderlos en el Bosque de Chapultepec los fines de semana.

Rubén le explicó a Beto que se había decidido por el negocio de los globos en vez de ser investigador al pensar en su tesis sobre el efecto túnel, un aspecto de la física cuántica. Pensó que si él fuera una partícula, por el efecto túnel existía la probabilidad de que cualquier día amaneciera de repente siendo globero por lo que de una vez decidió ¡serlo! Entonces Beto le dijo: “Voy a aprovechar que eres bueno para las matemáticas: invitaré a mis primos a ayudarme a vender globos los domingos. Si ya somos 5 globeros en Chapultepec y vendemos 500 globos en total durante las 5 horas que estamos ahí, entonces ¿cuántos primos necesito para que nosotros, sin contar a los otros 4 globeros, vendamos 10 000 globos en 100 horas repartidas en 20 domingos?”

Vendedores del bosque

Al Bosque de Chapultepec lo visitan aproximadamente 15 millones de personas al año. Los domingos son alrededor de 150 000 y el promedio semanal es de 300 000 personas; es decir, en 5 días lo visita casi el mismo número de personas que un solo domingo.

El negocio de los globos de Rubén también era bueno los miércoles, pues Beto vendía en 2 horas 48 globos, mientras que 1 de sus primos vendía 48 globos en 6 horas.

Si un miércoles Rubén dio a Beto y a su primo 160 globos, ¿cuántas horas tardaron en venderlos?

Agua del lago

En Chapultepec también hay un lago y aunque su agua no es pura ni cristalina, Rubén la usaba para fabricar sus globos. Así que todos los domingos Beto salía con un garrafón de 10 litros de agua del lago y lo llevaba a la bodega en la Central de Abastos.

En la bodega tenían una jarra de vidrio a la que le cabían exactamente los 2 litros que había que agregarle al proceso de fabricación de globos de látex. Todo iba bien hasta que un lunes uno de los primos de Beto rompió la jarra. El martes, cuando comenzaron a fabricar los globos y buscar la manera de medir los 2 litros de agua, Beto encontró un bidón al que le cabían 5 litros y un envase vacío de cerveza al que le cabían 3 litros, por lo que le dijo a Rubén que ahora sí tendrían que calcular cuánta agua del lago añadirían al látex. Entonces Rubén le comentó que además debían producir el doble de globos para una fiesta de 15 años, por lo que necesitaban el doble de látex y el doble de agua, pero que él ya sabía qué hacer para añadir al látex exactamente 4 litros de agua del lago.

¿Cómo le habrá hecho Rubén?

Soluciones al número anterior

Cerámica
La cerámica más utilitaria era del Preclásico, la más burda, del Arcaico y la más colorida, del Clásico.

Símbolos
El resultado es cero.

Riquezas
450 personas comieron ese día en el albergue.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores

Facebook Twitter YouTube

Banner descarga marzo y abril concurso suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir