UNAM
22 de junio de 2018
II
II
¿Cómo ves?
Inicio » Número » Índice 79 » Retos
imprimirpdfmenosmas

Retos

No. 79 Carnita y lanita

Joven y tierno

Sentados en el famoso Lechón de Michoacán Juan y Antonio pidieron la carta. Pero no tenía precios, porque éstos variaban según los días de nacido del lechón: entre más joven era, más tiernita sería su carne y por lo tanto más costosa. Así las cosas, ambos amigos se dirigieron a la enorme vitrina donde reposaban una veintena de lechones. Eligieron dos, Juan uno grande y Antonio uno pequeño; los dos lechones juntos pesaban 8 kilos.

A diferencia de Juan, que se terminó por completo su lechoncito, Antonio apenas pudo con la mitad del suyo y pidió que se lo envolvieran para llevar y de una vez le trajeran la cuenta.

Cuando vio la cuenta, Juan pensó que algo debía de estar mal, porque se anotaba que el lechón que él se había comido costaba 840 pesos y el otro 1,120, lo cual le pareció excesivamente extraño y caro. Pero ante su duda el mesero simplemente le respondió: “Lo que pasa, joven, es que ahora la carne está bien cara y, además, como el lechoncito pequeño era bien, pero bien tiernito, su carne cuesta el cuádruple por kilo del que usted se comió”. Aunque la explicación no lo satisfizo, Juan pagó la cuenta.

Ya por la noche en su cama, además de las agruras que sentía, Juan no podía dormir pensando en cuánto pesaba el lechoncito que se había cenado.

¿Cuántos kilos eran?

Bien gandallita

Un día que Andrés salió tarde de la prepa decidió no atravesar el parque sino irse por la avenida iluminada. Pero mejor hubiera sido que tomara su ruta de siempre porque, de repente, de detrás de un farol le salió un ratero y le dijo: “A ver, ése, cayitos con la laniux”. Andrés del puro susto se puso de todos los colores, y no se le ocurrió mejor cosa que contestarle: “Óyeme, ésas no son maneras. Deberías apelar más al intelecto. Si quieres mi dinero, primero vas a tener que adivinar cuánto traigo en cada bolsillo. Lo único que te voy a decir es que mi amigo Pepe me acaba de devolver los 27 pesos que le presté el otro día para comprarse una torta de jamón, pero como por aquí hay muchos rateros puse una parte del dinero en la bolsa de mi derecha y otra en la bolsa de mi izquierda. Claro que no las repartí igual, porque además el condenado de Pepe no me dio ni un solo tostón, puras monedas de a peso. Además, desde que yo era chiquito, me he fijado en mi mano derecha, la que se mete en mi bolsa izquierda, y he notado que es bien gandallita porque siempre agarra el doble que la otra, la izquierda como quien dice. Ahora dime cuánto traigo en la bolsa derecha y si lo adivinas por ésta que te doy todo lo que traigo. Y si no, pues mejor te regresas ahoritita mismo a la primaria porque un ratero no puede andar por ahí con tanta deficiencia intelectual”.

El ratero estaba tan aturdido por la avalancha de palabras de Andrés que se le hizo más fácil aceptar el reto. Quién sabe qué fue lo que contestó, pero el hecho es que días después se inscribió en la escuela primaria Alberto Correa.

¿Qué cantidad no supo el ratero que traía Andrés en el bolsillo derecho?

Soluciones del número anterior

Presidenciables: A partir de los datos en la libreta y teniendo en cuenta que entre todos habían tomado 80 tequilas, resulta que Creel tomó 18 tequilas, Madrazo 23, López Obrador 19 y Castañeda 20, por lo que este último habría sido el presidente.

Puro corte fino. Es muy sencillo, sabiendo Hugo que la Ciudad de México está entre las más pobladas del mundo, obviamente superaría en mucho a la población de Buenos Aires, y por lo tanto, el consumo de carne también. Lo cierto es que en México el consumo anual por habitante es de aproximadamente 12 kg de carne al año. Si en la ciudad de México viven 20 millones de personas, aproximadamente 10 millones serán hombres; por lo tanto el consumo será de 240 millones de kilos al año. En Argentina el consumo de carne es de 60 kg al año y en Buenos Aires habitan cerca de 3 millones de personas, de los cuales aproximadamente 1.5 millones son hombres, entonces éstos consumen 90 millones de kilos de carne al año. Aun así, Hugo tendría la razón.

El paraíso de Lupita. Se plantea la siguiente ecuación: X + (3/7) X + [(2/7)/(3/7)] X = 56, de donde se obtiene que comieron: Lupita 35, Sol 15 y Gloria 6 tacos.

 

Antonio Ortiz

En ediciones anteriores
Slide 1

Cambio climático, ¿qué sigue?*

Slide 2

Nuevas drogas sintéticas

Slide 3

Jugo de Sol: combustible a partir de fotosíntesis artificial

Facebook Twitter Google+ YouTube

suscripción Antología Nuestro canal en Youtube
promociones2 promociones1 promociones3
Evita el ciberbullying Nutilus
Subir